¡Ábrete Sésamo!

La mayor peculiaridad de nuestro master, el dar clase en Pamplona, tiene sus ventajas. Una de las asignaturas que tenemos es Grandes Equipamientos Médicos, y parte se da en el servicio de oncología de la Clínica Universidad de Navarra. Nos han enseñado técnicas y equipos utilizados en el tratamiento de radioterapia. A grandes rasgos, la radioterapia se divide en dos: por un lado la braquiterapia, en la que se introduce una sonda con una fuente radiactiva pequeña en el interior del cuerpo del paciente, y la radioterapia convencional, en la que la fuente de radiación se sitúa fuera del paciente. El equipo más utilizado para el tratamiento de radioterapia convencional es el acelerador lineal. Básicamente, acelera electrones hasta una velocidad de 0,99 veces la velocidad de la luz. Estos electrones pueden incidir directamente sobre la piel (para tratamientos superficiales) o generar Rayos X, para tratamientos más profundos.

Esta semana hemos tenido la oportunidad de ver las entrañas de uno de estos monstruos. Apenas 5 toneladas girando con una precisión de medio grado. Cables, circuitos impresos, condensadores y…más cables. Un ingeniero que trabaja para una conocida casa de aceleradores nos estuvo enseñando las partes (o lo que se veía de ellas) y nos sumergió de lleno en el mundillo del servicio técnico.

Una pasada.

detalle

Una de las partes principales del acelerador lineal.

IMG_5242

Detalle del cabezal del acelerador lineal


Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s